Como vender nuestros servicios profesionales

Voy a hablar hoy día de algo que la gente normalmente le da tortura cuando está en un proceso de selección de personal o un proceso de búsqueda de trabajo, y es esta cosa de tener que hablar de sí mismos. Hay mucha gente que se siente incomodo porque en el fondo creo tienden a pensar que están a la venta, que todo esto es un proceso de sí mismos y la gente se defiende de la idea.
Te dicen yo no quiero hacer marketing personal, a mi no me gusta venderme a mí mismo, que incomodo, hay otros que dicen no yo no sé venderme. La regla de oro para todos estos comentarios es “Uno no está a la venta”.

A menos que estés en otro negocio, ciertamente; lo que vendemos son nuestros servicios profesionales, nuestros servicios laborales, nuestra capacidad de hacer cosas. Miren son tres cosas fundamentales que busaca un entrevistador.

Primero. Si nosotros podemos hacer el trabajo, tenemos la experiencia, los logros, los resultados, la habilidad, para cumplir con las tareas propias de la función,

Segundo. Una cosa muy importante que quieren saber es, es si tenemos las ganas, disposición, entusiasmo y el interés para hacer este trabajo.

Tercero. Es como es nuestra cultura, es decir si vamos a encajar o no en el equipo, si se nos ve como miembro de este quipo, esta cultura o esta empresa. En todo momento uno tiene que venderse. Pero repito, no es vendernos a nosotros mismos como personas, son nuestros servicios, nuestra experiencia y lo que hemos hecho en la vida. Que mejor manera para hablar de uno mismo que siempre sustentar con logros nuestra experiencia.

Dar nuestros logros de la manera más narrativa, pero cuantificada posible; es decir, hablar de cuando nuestros servicios, el trabajo que hicimos, el valor que agregó, es de importancia o de interés para esta empresa ahora.

Yo se que la diferencia es sutil y ustedes dirán he entrado a este blog para leer cosas tan sencillas; per oes vital, porque es un tema de actitud, lo que queda claro es que la actitud con que uno se relaciona en una entrevista de trabajo es fundamental.

Yo sé que mucha gente se intimida y trata una entrevista de trabajo como un examen de grado, donde yo tengo que responder toda nerviosa, tieso todo lo que me preguntan. Las empresa buscan siempre, sobre todo a nivel ejecutivo que sea una reunión de negocios, donde yo quiero ver si me interesa vender mis servicios en esta firma, si voy a estar contento haciéndolo, si tengo la capacitación para cumplir con los retos de la posición?

Y quien me entrevista, quiere ver lo mismo desde la otra perspectiva. ¿Esta persona podrá cumplir, tiene las habilidades y los talentos, le interesa el tema, está dispuesto o como va a encajar?

Entonces siéntanse libre de hablar de sus servicios, y acuérdense siempre la recomendación final que les voy a dar.

**Rara vez uno a hecho nada solo, cuídense del hablar mucho yo, yo y yo; y también cuídense de hablar lo que hicimos, lo que hicimos, y lo que hicimos; porque parecería que uno no ha hecho nada. Hay un buen punto intermedio, definan claramente cual fue su rol como miembro de un equipo, y no tengan temor en hablar de los éxitos del equipo o hablar de los servicios que ustedes hicieron, de esa manera se sentirán mas cómodos y no se sientan que están ustedes mismos a la venta.

Fuente: Inés Temple (DBM)

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

EmoticonEmoticon

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sobre los Derechos del Autor

Todos los links, imágenes, fotos y temas expuestos en este blog provienen de sitios de dominio público ya que no se hace referencia a derechos de autor o permisos explícitos de reproducción sobre dicho material. Si en algún caso, se rompiera esta normativa agradeceríamos contactarnos para retirarlo del blog cuanto antes. Contactar