El Ser Humano es por Naturaleza Capitalista, Aunque le Suene Extraño

El ser humano es por naturaleza capitalista por mucho que queramos negar. Si por más impulso tenaz para decir "por supuesto que no", es probable que la verdadera respuesta termina siendo con un "sí". Tal vez usted es uno de esos típicos conformistas que reza por el mantra "Soy pobre, pero feliz" sin embargo aunque estemos ocupados en cumplir con el rol personal ya sea en cualquier ramo de trabajo, esencialmente toda actividad personal está centrada en cómo obtener más y más dinero, porque cada día aparece nuevas demandas para ser cubiertas precisamente con el dinero. De una forma u otra, el dinero controla su vida, probablemente más de lo que piensa.

En una forma básica, el dinero controla la vida de todos, porque no se puede vivir sin él, te guste o no. Tu opinión tiene poca influencia en el precio de los productos y servicios que necesitan para sobrevivir. Es posible, sin embargo, alcanzar un nivel financiero que puede sentirse más sosegado y obtener más de su vida sin el estrés de tener que luchar para pagar las cuentas. La ironía es que para llegar allí tienes que ser una persona interesada en el dinero.

Personalmente tuve que lidiar mucho conmigo mismo, porque a decir verdad profesaba muchas de las ideas socialistas con tinte religiosas, que criticaba al "capitalismo" y al "sistema" de América del Norte. Sin embargo la realidad me ha hecho ver desde otra perspectiva haciendo un claro contraste entre lo idealismo y lo realismo, entre lo emocional y lo concreto. Los seres humanos son capitalistas por naturaleza.

Mencionemos algo que es común y cotidiano; un padre de familia en un día de fiesta se dirige al centro llevando su familia, luego hace lo posible para complacer en todo lo que fuera posible, a pesar de haber cubierto los gustos y caprichos de sus seres queridos, se siente impotente por no haber dado como lo hubiera gustado, por que simplemente algunas cosas estaban con precios fuera de su alcance. Entonces se recrimina asimismo por no ser tan solvente económicamente.

La tendencia natural del hombre es deseo de "cosas" para ellos y sus seres queridos y esas cosas, ya sea bienes materiales o servicios cuestan dinero. Es por eso que nunca el sistema socialista tuvo eco arrasante casi en ningún parte del mundo. La idea fantasiosa de que todos deben compartir todo, y nadie debe tener la propiedad personal sólo funciona en la teoría. En la práctica, el animal humano es un ser egoísta, celoso y capitalista (sí, usted también!). Incluso, si usted no quiere ser un millonario, ni siquiera pensar en el dinero todo el tiempo, incluso si eres una buena persona, que practica la caridad, tienes dentro de ti un capitalista. Esto es la pura verdad, tantas veces he escuchado que el ser humano es por naturaleza religioso, es por naturaleza político, a estos dichos quiero agregar uno más; que el ser humano por naturaleza es también capitalista.

Esto no te hace una mala persona. El dinero es el medio de intercambio que tenemos en la vida para conseguir lo que queremos y lo que necesitamos. El hecho de que algunos exageran los deseos e impulsos para conseguir el dinero no te hace un santo que no necesita el dinero, para nada. Lo que pasa es que así como la naturaleza humana parece ser parametrada, el ser humano adicionalmente tiene un mecanismo de defensa para cualquier anticuerpo que se levante. Por eso siempre que hablemos de dinero nuestra opinión redundará en pro de los que dicen: "el dinero es un mal necesario" cuando en el fondo deseamos a gritos tener más y más dinero. Es que la hipocrecía humana es latente en todo sentido de la vida.

La solución, como ya he dicho, es acabar con este prejuicio tonto (si es su caso) y simplemente disfrutar de más dinero. Me doy cuenta de que a veces la tendencia viene de la cultura o incluso de su propia infancia y la persona no se da cuenta. Muchos de los que dicen estar abiertos a sesgos inconscientes mantener el dinero oculto en nuestro subconsciente. Estas ideas a menudo son absorbidos desde la infancia del propio medio.

Hay una actitud generalizada de desagrado, quizá no el dinero, pero la idea de "hacer dinero", que suele ser visto como algo vergonzoso, sucio. La fuerte influencia religiosa pesa mucho con las nociones culturalmente generalizadas contra la pobreza idolatrada rica y tonta. "Los ricos son codiciosos", "ricos son infelices", "El dinero no compra la felicidad", "Soy pobre, pero estoy contento", por último, todas estas frases que impregnan nuestra cultura, e incluso inconscientemente, parte de nuestros pensamientos. " Hay una sensación generalizada de que desear la riqueza "es feo", que la persona que dice con todas las letras que desea ser rico es aquel que "sólo piensa en el dinero" y, probablemente, "debe ser" codicioso, mezquino, egoísta. cuando la auténtica respuesta a todo esto es: el ser humano quiere tener más dinero en sus bolsillos, desde un dueño de una microempresa hasta el cura de la parroquia pese a que renunció no solo al sexo sino también a la riqueza.

Así que si quieres tener el privilegio de decir no, el dinero no tiene control sobre su vida sólo porque usted tiene tanto que ni siquiera tiene que preocuparse de ello, el camino es adoptar una actitud positiva con respecto a la generación de ingresos, no se avergüence de decir que quieren hacerse ricos y no tener prejuicios contra los que ya están. Depende de usted para encontrar una forma de generación de ingresos que permite una mayor brecha entre lo que gana y lo que gasta para que pueda sentirse seguro y decir con firmeza que el dinero no tiene control sobre su vida, es usted quien lo controla.

Lamentablemente los tiempos cambian y porque no podenmos cambiar en nuestros pensamientos? veamos lo que dice el forista de meneam.com:
"El problema es la gente que está demasiado encasillada en una idea, y
siguen defendiéndola a muerte aunque hayan llegado a un punto en que saben que
no tienen razón, y de esos también hay en los dos bandos. Yo llevo tiempo
dándome cuenta que hoy por hoy el comunismo es un sistema inviable en esta
sociedad actual, hace unos cuantos años, cuando las necesidades del hombre eran
comer y tener un techo, hubiera sido un buen sistema, pero ahora que todo ha
"evolucionado" y las personas tenemos otras necesidades que van desde un iPhone
hasta una piedra preciosa, todo eso ha perdido el sentido que pudo tener, porque
dime ¿de que sirve tener un iPhone si todo el mundo lo tiene? yo odio el iPhone,
pero creo que la gente que lo compra lo hace por exclusividad de un producto, si
se vende por todo el mundo, y todos tenemos que tener lo mismo (en eso se basa
el comunismo) pierde el sentido que todos los españoles tengamos uno."

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

EmoticonEmoticon

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sobre los Derechos del Autor

Todos los links, imágenes, fotos y temas expuestos en este blog provienen de sitios de dominio público ya que no se hace referencia a derechos de autor o permisos explícitos de reproducción sobre dicho material. Si en algún caso, se rompiera esta normativa agradeceríamos contactarnos para retirarlo del blog cuanto antes. Contactar