Los Nuevos Millonarios Son Audaces pero Menos Filántropos

En la última década la cantidad de millonarios casi se ha duplicado. Cada año surgen los nuevos magnates especialmente de los países “emergentes” de Europa y Asia, aunque la mayor parte de ellos están concentrados en EE. UU. Según la Revista Forbes en su mayoría son jóvenes emprendedores que armaron una fortuna a punta de trabajo y sacrificio.

Sin embargo el talón de Aquiles de estos nuevos millonarios es la avaricia y la poca o nula disponibilidad para solidarizarse con los que menos poseen. Esto se puso en evidencia y saltó a la luz; cuando Bill Gates y Warren Buffett hicieron un llamado a los dueños de empresas prósperas, para que aporten económicamente en las obras Filantrópicas, a cuyo llamado éstos jamás han respondido y se hicieron de oidos sordos. El espiritú filantrópico y la generosidad son virtudes aún desconocidas, y si son conocidas, no son dadas la importancia debida.

¿Qué imagen viene a la mente, al pensar en un millonario?

Para la mayoría será una especie de banquero bien vestido, que viaja en un jet privado, con una colección de coches y una vida estilo aristócrata. No estas de todo equivocado, sin embargo según un análisis pormenorizado, los millonarios modernos trabajan a tiempo completo y compran en tiendas que ofrecen descuentos como todos los demás. Practican la austeridad a menudo. No actuan como millonarios, no suelen comprar trajes a medida, por lo general no compran costosos autos de lujo y relojes extranjeros y no siempre viven en exclusivos barrios de lujo. Muchos de ellos viven al lado de usted y usted no sabe que son millonarios.

Los que gastan dinero en cosas superflúas y en forma indiscriminada son aquellos en cuyas manos cayeron los millones de manera heriditaria. Que no saben en lo mínimo como se labra una fortuna, pues simplemente heredaron de sus progenitores, podriamos llamar simples afortunados más no exitosos.

Como es obvio la mayor preocupación es hacer crecer su dinero.

En un artículo anterior hablamos sobre; de cómo el ser humano es por naturaleza capitalista en el sentido de que siempre tiende a tener más. Una inversión que genera buena rentabilidad, para un millonario audaz será como encontrar como la punta del hilo de la madeja o como la veta del oro, en donde aplicará todas sus estrategias para sacar el maximo provecho financieramente hablando.

Las conclusiones de Forbes demuestran que los millonarios jóvenes todavía trabajarán arduamente por lo menos unas dos décadas más, en el ritmo de trabajo que actualmente están empleando y así desarrollar su influencia en el mundo de la economía global. Porque las ansias de aumentar sus arcas personales, son un anhelo por demás persistentes, ellos jamás piensan jubilarse. Cualquiera estaría conforme con ganar un millon, en cambio estos sujetos nunca estarán satisfechos aunque ganen 100 millones. Y Así seguirán hasta su extinción. De allí se justifica el dicho de que "los ricos son insaciables".

Los estudios muestran de manera colosal el perfil que posee el millonario americano, que sin duda será una ayuda para la identificación de nuevas perspectivas. Veamos a continuación:

El Perfil del millonario estadounidense típico:

• 57 años de edad, hijos casados, 3
• Las dos terceras partes son trabajadores por cuenta propia
• Trabajo 45-55 horas a la semana
• Ingreso medio de $ 131.000
• Valor neto medio de $ 1.6 millones
• Casa modesta (la mitad ha vivido en la misma casa durante más de 20 años)
• No hay herencia de los fondos o de negocios
• Ropa barata
• 20% son jubilados
• Unidad de automóviles que usan son americanos de 3 -5 años de antigüedad.
• Ávidos coleccionistas de cupones
• Muy, pero muy sobrio
Otra novedad a cerca de los millonarios es que muchos de ellos no han culminado sus estudios. Con esto derribamos el mito; de que ser millonario es exclusividad de los profesionales o de personas célebres. De todas maneras una buena orientación y educación oportuna han sido herramienta útil para forjar el bienestar y desarrollo personal. Pero eso sí, aunque no contaron con títulos y diplomas para alcanzar semejante fortuna, sí que tuvieron de sobra; la audacia, la inteligencia, la persistencia, por sobre todo la disciplina.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

EmoticonEmoticon

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sobre los Derechos del Autor

Todos los links, imágenes, fotos y temas expuestos en este blog provienen de sitios de dominio público ya que no se hace referencia a derechos de autor o permisos explícitos de reproducción sobre dicho material. Si en algún caso, se rompiera esta normativa agradeceríamos contactarnos para retirarlo del blog cuanto antes. Contactar