Cómo Manejar una Emergencia Financiera

¿Acabas de ser sorprendido por una emergencia financiera inesperada y no sabes qué hacer? Tal vez ha sido despedido de su centro de trabajo, o una enfermedad le ha dejado al borde del fracaso financiero? Un cambio inesperado en sus finanzas puede ser muy estresante. Ojo, que estas emergencias son a menudo demoledores, que sino sabemos tomar con calma y prudencia nos puede llevar al colapso total tanto emocional como físico.

Y nadie esta libre de estas desgracias por lo que a continuación detallamos los consejos oportunos sobre ¿cómo vamos a manejar una inminente emergencia financiera?

Evaluar la situación
Detener para sentarse y evaluar su situación con cuidado. Correr despavorido por todas partes no lo ayudará en absoluto, sólo puede causar más estrés. Es comprensible que usted tiene un millón de cosas en la cabeza y mantener la calma es la última cosa en su cabeza, pero la capacidad de evaluar cuidadosamente la situación se asegurará tomar las decisiones correctas. En primer lugar, averiguar la causa de esta emergencia financiera. Antes de pensar en qué hacer para resolver la situación, es necesario entender la causa. Las causas pueden ser una repentina caída en los ingresos, gastos que no son capaces de cubrir, un desastre natural que destrozó su vivienda y sus enseres. A pesar de todas las situaciones que conducen a la misma carga, su plan de ataque más probable es que tendrá que atacar la raíz del problema para ser eficaces en el largo plazo.

Priorizar el gasto
No todos los gastos son iguales. Hay gastos que deben ser pagados antes que otros. Pero no debemos descuidar aquello prioritario que es la alimentación y la vivienda. ¿Vale la pena correr el riesgo de una hipoteca sobre su casa para seguir viendo televisión por cable? Obviamente no, por lo que examinar cuidadosamente sus gastos y determinar cuáles son más importantes. No vale la pena pagar por algo que te hace correr el riesgo de no poder pagar lo que sea necesario. Una vez que establezca que las cuentas son lo más importante, usted puede comenzar a definir qué gastos puede eliminar de su presupuesto. Busque maneras de reducir algunos costos en conjunto. Por decirte, si con frecuencia usted come, considere reducir los viajes en el restaurante o incluso comer en casa. Si usted encuentra cinco formas de ahorrar $ 20 por mes, inmediatamente libera $ 100 para los gastos necesarios e importantes.

Negociar con los acreedores
Si está teniendo problemas con las tarjetas de crédito, cuentas médicas, o incluso financiar su casa, lo primero que debe hacer es llamar a sus acreedores. Lo creas o no, tienen el mayor interés en ayudar a hacer sus pagos, incluso si esto significa la reducción de la tasa de interés o ampliar el plazo. Si usted sabe que el dinero se está apretado y es posible que necesite ayuda, llamar antes de que sea demasiado tarde.
Hablar con el Banco, puede dar lugar a una reestructuración de su préstamo. Incluso cosas como electrodomésticos se puede negociar.

Organizar un dinero extra
Lo ideal es tener un fondo de reserva para emergencias, pero esto no siempre es posible. ¿Hacia dónde va uno cuando ha agotado sus ahorros? Por supuesto que puede pedir prestado o usar su tarjeta de crédito, pero esto puede empeorar el problema. Al hacer efectivo los préstamos de garantía en la mano rápidamente, también puede ir acompañada de altas tasas de interés, además de un pago mensual. Si usted está experimentando una situación de dificultades financieras de largo, que puede estar es en una espiral casi imposible de evitar.

Otra opción es pedir ayuda a familiares y amigos. A nadie le gusta pedir dinero prestado, pero un poco de ayuda de alguien que ama y se preocupa por usted puede ser lo que necesita para superar las dificultades. Por supuesto, esto puede dar una sacudida en algunas relaciones, así que tener en cuenta.
Finalmente, es posible que tenga algo de dinero extra de las inversiones y los fondos de garantía. Una idea general, utilizar el dinero de su fondo de garantía no es la mejor idea, ya que puede afectar su jubilación, pero no le puede ayudar a hundir aún más en sus problemas financieros actuales.

Tome ventaja de todos los tipos posibles de asistencia
Cuando se trata de emergencias financieras, puede haber algún tipo de ayuda que usted puede beneficiarse. Si usted perdió su trabajo, por ejemplo, usted puede hacer uso del seguro de desempleo (o incluso, como ya se ha sugerido, retirar sus fondos). Si usted ha sufrido algún tipo de lesión en el trabajo que le impide trabajar, busque sus derechos. Busca las leyes laborales y descubre los beneficios que tienen derecho. Todas las entidades de ayuda (si los sindicatos o entidades del propio gobierno) están diseñados para ayudarte, así que asegúrese de sacar el máximo provecho de ellos. También la búsqueda de las agencias de empleo, agencias de los trabajadores y las empresas que pueden ayudarle a escribir su curriculum vitae y enviarlo a las diferentes empresas.

Prepárate para una posible nueva crisis
En el caso de que todas las alternativas no son suficientes para subsidiar la emergencia financiera, no hay otra sino aceptar la crudísima realidad tal como está. Probablemente alguien con exactitud porque las cosas suceden así, entonces no nos queda otra cosa aceptar y enfrentar. Probablemente nadie nos meterá en la cárcel por ser deudor, porque sabemos que toda deuda se debe pagar, aun en cien años. Lo importante es, que está de pie, y si cuenta un una salud apta puedo aseverar que tienes para levantarte aun de las cenizas. Necesitas confiar en ti mismo y confiar en Dios, quien aunque no prometió siempre la felicidad, pero sí estar siempre cerca a nosotros.

Por último es bueno contar con un seguro. Existen muchos tipos de seguros son una forma segura para cubrir los gastos. Si usted sufre un accidente de coche, seguramente querrá tener un seguro. Si su casa se incendia, es bueno que esté asegurado. Hay otras maneras de protegerse a sí mismo, tales como seguros de vida, que también protege a su familia si algo sucede y usted va a esta mejor.

Tener un plan B para cuando hay alguna emergencia financiera es una buena manera de estar prevenidos. Saber exactamente cuáles son sus gastos más importantes y cómo va a hacer para pagar en una situación extrema le ayudará a no ser presa del estrés y quebrantamiento emocional.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

EmoticonEmoticon

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sobre los Derechos del Autor

Todos los links, imágenes, fotos y temas expuestos en este blog provienen de sitios de dominio público ya que no se hace referencia a derechos de autor o permisos explícitos de reproducción sobre dicho material. Si en algún caso, se rompiera esta normativa agradeceríamos contactarnos para retirarlo del blog cuanto antes. Contactar