Navidad Es Un Dolor de Cabeza Para los Que Menos Tienen

La Navidad es una temporada en la se supone que trae consigo la paz, pero también sugiere un dolor de cabeza sin fin para los que menos tienen. Porque sin duda genera una inmensa carga financiera en el seno de muchas familias. El deseo del consumismo sin límite está tan claro hoy, que muchos ya no pueden pasar sin tener que comprar regalos, incluso si no tiene ingresos para hacerlo.

Antes de estallar en mal interpretaciones, permítanme aclarar, no es mi objetivo presentar las enseñanzas morales de la casa, todo lo que quiero hacer con este artículo es desenmascarar algunos conceptos que se van filtrando como: "el dinero se ha hizo para gastar".

Antes la navidad era para reunirse en familia y celebrar los días de fiesta; dedicaban a la reflexión cristiana. Hoy en día la navidad ha perdido la esencia y se ha ido tras el consumismo y la secularización.
El derroche del dinero por doquier y por otro lado las empresas se aprovechan de eso. Si no miren a coca-cola que sesga con la publicidad, a Santa Claus, cambiando el color de su ropa y que muchos ya lo tienen de mascota, encima relaciona con la navidad.

Las empresas bombardean con la publicidad faltando dos meses para que llegue navidad, haciendo uso de la magia del marketing, aprovechan la coyuntura en donde los deseos y gustos afloran para reorientarlos hacia el consumo. Retrocediendo un poco, ¿Cómo antes festejábamos navidad igual con tanto jolgorio pero no necesariamente con tantos regalos, ni derroche, éramos igual alegres pero de otro manera.

Los padres de familia se sienten presionado por sus hijos, quienes presentan una lista de juguetes (caprichos), porque las propagandas las han llenado su mente de muchos productos. Y los papás están en una encrucijada de que; si no regalan a sus hijos van a pensar que no los quieren, amenos que este vaya acompañado por un paquete. Prácticamente están siendo sometidos bajo la constante dictadura del marketing.

Los ecologistas hacen un llamado a la reflexión, que usemos la creatividad y no contribuyamos a las comelonas y orgías, que lo único que hace es denigrar el buen nombre del niño Jesús, quien vino como pobre, no teniendo donde posarse, y siendo adulto mostró al mundo el mayor sacrificio: ofrendando su vida. Ese es el mejor y mayor regalo que la humanidad recibió.
Aquellos que escasean de dinero como para pasar a lo grande, no se preocupen, pero lo que tienen bien puesto es ese don maravilloso que Dios les otorgó llamado el “amor” y que no es para comprar, sino que seguirá irradiando, cariño, sinceridad, comprensión hacia sus seres queridos. Y eso tiene mucho valor de lo que nos ofrecen los mercados.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

EmoticonEmoticon

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sobre los Derechos del Autor

Todos los links, imágenes, fotos y temas expuestos en este blog provienen de sitios de dominio público ya que no se hace referencia a derechos de autor o permisos explícitos de reproducción sobre dicho material. Si en algún caso, se rompiera esta normativa agradeceríamos contactarnos para retirarlo del blog cuanto antes. Contactar